El azúcar, energía para todos

Necesitamos azúcar para que el cerebro funcione, pero no todo vale. Los azúcares refinados aportan calorías que no tienen ningún valor nutricional.

Pros y contras del azúcar
Se calcula que una persona de unos 70 kg de peso precisa alrededor de 2,67 toneladas de glucosa (como energía) a lo largo de toda su vida para que su cerebro funcione correctamente. azucar moreno

Aproximadamente el 80% de la glucosa que recibe el cerebro la utiliza para completar los procesos de aprendizaje y memoria.

Sin embargo, cuando nos excedemos en las cantidades, ese azúcar ya no favorece los procesos mentales y las habilidades cognitivas sino que tiene un efecto bloqueador.

De ahí que algunos estudios aseguren que el consumo excesivo de azúcar en la dieta diaria puede deteriorar la capacidad intelectual. 

El consumo de azúcar debería ser muy moderado, como máximo el 10% del total de la energía diaria. Es decir, si la dieta aporta 1.800 kcal, tan sólo 45 gr tendrían que provenir del azúcar. Un exceso de esta cantidad favorece el aumento de peso y de triglicéridos, de la caries dental y está relacionado con el desarrollo de la diabetes tipo 2, entre otras enfermedades.

azucarMuchos alimentos contienen azúcar añadido sin que seamos conscientes de ello. Los refrescos son los que primero nos vienen a la mente, pero cereales para el desayuno, lácteos azucarados, bollería industrial... y también productos como salsas, conservas, cremas, vinagre e incluso los zumos de frutas comerciales contienen una gran cantidad de azúcar que no contiene interés nutricional.

La clave es optar por una dieta sana y rica en alimentos frescos. Y leer, además, las etiquetas y también los ingredientes. Jarabes y melazas son azúcares y también los ingredientes cuyo nombre acaba en "osa" (fructosa, dextrosa, glucosa, sacarosa o maltosa).